martes, mayo 31, 2005

HURLINGHAM: Bajó su tasa de mortalidad infantil

La Secretaría de Salud del Municipio de Hurlingham informó que la mortalidad infantil disminuyó en un 1,1 por mil en el pasado 2004, lo que la ubica actualmente en el 13 por mil, en tanto que la tasa de mortalidad post neonatal bajó del 5,3 por mil al 2,9 por mil.
Estos indicadores colocan al distrito por debajo de los índices promedio de la Provincia de Buenos Aires.
Junto al muy buen índice de cobertura de vacunas obtenido en relación al año anterior han sido determinantes en las mejoras de los resultados obtenidos.
La titular de la Secretaría de Salud, doctora Ilda Guimaraes, destacó que “estos logros se deben a la tarea de todos y cada uno de aquellos que forman parte de este Sistema de Salud”. En tal sentido, Guimaraes también subrayó la tarea desempeñada por “las otras áreas municipales que siempre colaboran” y, fundamentalmente, “la decisión política” del intendente Luis Emilio Acuña, “para prestar atención en esta área tan sensible para el desarrollo de nuestra comunidad”.Pero, más allá de la satisfacción que provocan estos datos, que demuestran fehacientemente el alcance obtenido por los programas y acciones que componen el Sistema Público de Salud, estas cifras forman parte de una política que se propuso como prioridad la Salud, con la ejecución de obras esenciales, como la inauguración del Laboratorio de Especialidades Medicinales con 4,5 millones de dosis entregadas gratuitamente a quienes se atienden en el Hospital Municipal, y en los nueve Centros de Salud. En igual sentido se inscriben iniciativas como la nueva Maternidad del San Bernardino, equipada con tecnología de primer nivel e inaugurada en 2003 y donde ya se realizaron más de 1100 partos. Esto, sumado al trabajo de construcción, reequipamiento y optimización de los Centros de Salud, constituyen los fundamentos de un trabajo que redunda en más y mejor salud para la gente. “Sabemos que el desafío es continuar trabajando como hasta ahora, acompañando a nuestro intendente en el esfuerzo para lograr una mejor calidad de vida para los habitantes de Hurlingham”, concluyó Guimaraes.